Higiene facial clásica

Como profesionales de la estética siempre insistimos en la importancia de adoptar una rutina diaria de limpieza e hidratación en casa, utilizando limpiadores y tónicos específicos para cada tipo de piel y necesidad. De igual modo, siempre aconsejamos acudir a tu Centro de Estética habitual y realizarte una limpieza facial profunda con cada cambio de estación.

El objetivo de la limpieza facial profesional consiste en eliminar los elementos contaminantes de forma más intensiva, ayudando a la piel a mantener los componentes naturales necesarios para un adecuado equilibrio de hidratación y un correcto nivel enzimático y de pH.

Es un cuidado esencial que elimina lo puntos negros y células muertas, dejando el cutis resplandeciente y luminoso. Además combate los efectos de los agentes externos que crean tirantez, acné y brillos grasos.

Y lo que es más importante, deja la piel preparada para obtener los mejores resultados de cualquier otro tratamiento que se realice a continuación.